¿Por qué nos cuesta leer?

1 jun. 2015

El otro día me topé con un artículo que hablaba (entre otras cosas) de por qué nos cuesta tanto leer hoy en día. Me sentí muy identificada porque es algo a lo que he estado dándole vueltas desde hace unos cuantos meses. No a que me cueste leer, que también, ya que llevo algún mes que otro sin sentarme con un libro, si no sobre todo al hecho de que me cueste concentrarme mientras leo/hago algo y que me disperse con una facilidad pasmosa.
Estoy viendo una charla interesante y zas, a los 2 minutos ya estoy comprobando si alguien ha posteado algo nuevo en Facebook. Empiezo a leer un reportaje de algún personaje inspirador y zas!, me lío a comprobar si he recibido algún correo. Sinceramente creí que era algo que sólo me pasaba a mí, de ahí que al empezar a leer este artículo (que por supuesto interrumpí varias veces para ver varios posts en Bloglovin y leer algún mensaje en el móvil) me quedase pasmada con lo que estaba descubriendo. Y es que parece ser que todo este tema de Internet, pero sobre todo el maravilloso mundo de los smartphones, no está haciendo mucho bien a nuestros respectivos cerebros.

Los científicos dicen que la novedad produce una descarga de dopamina en nuestro cerebro que hace que inmediatamente nos sintamos bien. Como nuestro cerebro aprende que la nueva información nos ha producido un momento de subidón, lo que tiene que hacer es seguir buscando ese nuevo chute de felicidad. Y así, nos hemos hecho adictos a la novedad, a esa sensación placentera que nos produce el sonido que anuncia la llegada de un nuevo mensaje a nuestra bandeja de entrada, a ese movimiento de pulgar continuo que nos acerca todas las nuevas fotos sobre la vida de gente a la que ni siquiera conocemos en Instagram, a esa lectura diaria en Facebook de mensajes de gente con demasiado tiempo libre que no nos aporta nada, y un etcétera que planto aquí y que se vuelve muy largo. Alguien ha hecho la prueba de controlar cuántas veces al día refrescáis vuestra página de Facebook? Os aseguro que yo muchas, y eso viniendo de alguien que ni siquiera suele postear son demasiadas! 

Con este nivel de distracción se hace difícil la tarea antes placentera de leer libros, pero precisamente los libros son quienes pueden sacarnos de este bucle! Los libros alimentan nuestra imaginación, ejercen de vía de escape, nos trasladan experiencias que difícilmente viviríamos de otro modo, nos sumergen en las opiniones y pensamientos de otras personas y nos forman como personas. Yo me he vuelto tan visual (Blogs, Tumblrs, Pinterest, Instagram...) que incluso me descubro en ocasiones pasando fotos y fotos y fotos sin ni siquiera analizarlas o disfrutarlas, por el simple hecho de haberlas "visto" todas. Imaginaos lo que pasa cuando me encuentro con texto; mi mirada se desliza entre las líneas de una manera sesgada en un intento por pillar la idea general sin tragarte todo el tocho. Y lo cierto es que no la pillas, porque no has masticado las frases, ni las has reflexionado, ni las has pensado. Por eso cuando pasan unas horas te encontrarás con que has olvidado prácticamente todo de lo que aquel artículo o aquel libro decía. 

Unos días más tarde me encontré con este otro artículo, esta vez en español, que hablaba también del tema pero analizando un poco más lo que ocurre con la lectura en soporte digital. Dos artículos con el mismo fondo en una semana? Yo al menos me lo he tomado con una señal y empiezo el nuevo mes de junio agarrándome a los libros, pero agarrándome con calma, con paciencia y con ganas de meterme hasta el fondo de las líneas; nada de zigzaguear esta vez ;)

2 comentarios:

  1. He entrado en tu blog para hacer la auditoría, pero me ha enganchado el texto :-). No puedo estar más de acuerdo, a veces tengo que leer casi bajo "autodisciplina" para no levantarme a ver el móvil y lo peor de todo es que al final tienes una sensación de mezcla en la cabeza, casi como de "intoxicación" de imágenes e ideas difusas y sobre todo sensación de pérdida de tiempo. Está claro que tenemos que educarnos en la gestión de contenidos o al menos yo creo que acabaré odiando todas las RRSS :-).
    Y ahora, dejo de dispersarme y sigo con la auditoría :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario y por la auditoría!! Poco a poco iré cambiando cosas, que son muchas para hacerlo de una sola vez.

      Un abrazo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...